El I.E.S. Ramón Carande está situado en Jerez de los Caballeros, localidad de la Provincia de Badajoz, con algo menos de 10.000 habitantes, próxima Portugal. Jerez se localiza geográficamente al suroeste de la provincia de Badajoz, entre los 3º 6´ y 3º 4´ de longitud Oeste y los 38º 19´ y 38º 20´de latitud Norte, y asentada sobre una prominencia de terreno con una altura media de unos 500 metros sobre el nivel del mar.

Jerez de los Caballeros limita con Barcarrota, Salvaleón y Salvatierra de los Barros al norte. Burguillos del Cerro al este. Fregenal de la Sierra al sureste. Higuera la Real al sur. Encinasola al suroeste. Oliva de la Frontera, Zahinos e Higuera de Vargas al oeste.

En el interior del término se encuentran enclavados los términos de Valle de Matamoros y  Valle de Santa Ana.

La comarca de Jerez de los Caballeros ocupa la parte suroeste de la provincia de Badajoz. Además del Municipio que le da nombre, agrupa a los de Barcarrota, Burguillos del Cerro, Oliva de la Frontera, Salvaleón, Higuera la Real, Valencia del Mobuey, Zahinos, Valle de Matamoros, Valle de Santa Ana, Valverde de Burguillos y Fregenal de la Sierra.

Su límite norte lo constituyen las Comarcas de Badajoz y Tierra de Barros. El límite occidental lo forman la Comarca de Olivenza y la frontera portuguesa. Al sur limita con Andalucía y al Este lo hace con las Comarcas de Tierra de Barros, Campiña Sur y Tentudía.

Su clima es mediterráneo continental, con veranos calurosos e inviernos suaves. Las precipitaciones suelen ser abundantes, con valores máximos entre octubre y diciembre y de febrero a abril. La vegetación predominante es la integrada por el bosque mediterráneo, con la encina como especie más abundante. Su medio natural es muy variado, tanto en lo que a flora como a fauna se refiere, contando buena parte de su término municipal con la declaración de ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves), por parte de las autoridades medioambientales extremeñas; recientemente (febrero de 2014) el núcleo jerezano fue declarado ZEPA urbana, para la protección del cernícalos primilla.

La Comarca tiene una extensión superficial cercana a los 1800 kilómetros cuadrados, de los que más de un tercio corresponden a la cabecera. Su población supera los 40000 habitantes. Su densidad de población es de 22 habitantes por kilómetro cuadrado, inferior a los 25 que tiene la Comunidad.

Población emprendedora, la actividad industrial es fundamental desde el punto de vista socioeconómico. Son destacables las empresas Alfonso Gallardo S.A., perteneciente al sector del metal y con presencia económica dentro y fuera de la Comunidad extremeña, y Cristian Lay, dedicada a la producción y comercialización de joyas, complementos, cosméticos, tanto en el mercado español como internacional (tiene presencia en Europa, África, Asia y América). Asimismo, Jerez posee una importante industria de transformación de productos del cerdo ibérico. Anualmente se lleva a cabo una muestra dirigida a este sector (primeros de mayo) y que se conoce como "Salón del Jamón Ibérico".

Desde el punto de vista cultural, Jerez cuenta con un importantísimo patrimonio histórico-artístico, integrado por diversos restos arqueológicos de gran valor. Destacan la casa romana de "El Pomar" o el dolmen de La Granja de "El Toriñuelo", entre otros. Cuenta también con innmerables palacios, ermitas, iglesias, capillas... del período renacentista o barroco. Su recinto amurallado, de origen medieval, la presencia de las Órdenes Militare, en especial las de Santiago y el Temple, el sugerente trazado de sus calles, estrechas y empinadas muchas de ellas; la originalidad de balcones, rejas, chimeneas y fachadas encaladas..., con un entorno natural de impresionante belleza paisajística, con el valle del río Ardila a los pies de la ciudad (al sur de la misma), convierten a Jerez de los Caballeros en un conjunto monumental único.

Población de renombre por ser la cuna de importantes conquistadores, como Vasco Núñez de Balboa, Hernado de Soto o Diego de Albítez, en ella las tradiciones, algunas de las cuales tienen su origen hace siglos, son un elemento que confiere una relevancia especial a Jerez. Las veladas o "velás" de sus barrios en los meses estivales; las fiestas patronales en honor de San Bartolomé; la Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional; todas estas celebraciones congregan en esta localidad a multitud de visitantes. El turismo es, por tanto, un sector que ha mostrado gran auge y que puede dar una mayor proyección a Jerez de los Caballeros, dentro y fuera de Extremadura.

Genaro González Carballo